Wirtgen W 210: buena adherencia para el Circuito de TT de Assen

El Circuito de TT de Assen/Países Bajos se cuenta entre las pistas de motos más importantes de Europa. La empresa GMS Fahrbahnsanierungen GmbH, encargada de realizar los trabajos de saneamiento, confió en el excelente rendimiento de una fresadora en frío W 210 con cabina y tambor de fresado finísimo FCS de Wirtgen.

Con una velocidad de avance en función de las exigencias, que varía entre 3 y 6 m/min como máximo, la fresadora en frío W 210i de Wirtgen saneó la recta de salida y la final de forma rápida y fiable.

Con una velocidad de avance en función de las exigencias, que varía entre 3 y 6 m/min como máximo, la fresadora en frío W 210i de Wirtgen saneó la recta de salida y la final de forma rápida y fiable.

El autódromo con una pista de 4,5 km tiene capacidad para 100 000 espectadores y es el único circuito de campeonato mundial diseñado especialmente para el motociclismo. A causa de las constantes carreras se produjeron ondulaciones en la recta de salida y en la final de unos 3 a 8 mm. Por consiguiente, al frenar antes de la curva, las motos se balanceaban y ya no se podían controlar. Para los motociclistas esto constituye un riesgo demasiado alto para la seguridad que exigió el perfilado de la pista con una superficie de 3000 m² y un reacondicionamiento de la adherencia.

Saneamiento de la pista con fresadoras finísimas

Una aplicación clásica de fresadoras finísimas, por lo que la empresa GMS, dedicada a trabajos de fresado, apostó una vez más por la tecnología de probada eficacia de Wirtgen, el líder en el mercado. Las fresadoras finísimas eliminan las deformaciones de carreteras y generan superficies uniformes y llanas.

«Hemos optado por la fresadora en frío W 210 de Wirtgen con un tambor de fresado finísimo FCS LA 6x2. A diferencia de un tambor de fresado estándar, este está dotado de 672 picas, en lugar de 168», explica Ernst Kugel, jefe de obras de GMS. Al contrario de los tambores de fresado estándares, los tambores de fresado finísimo, también llamados “tambores microfinos”, cuentan con una distancia entre las líneas de corte de menos de 6 mm, con lo que son capaces de generar una superficie de estructura sumamente fina con una profundidad de fresado máxima de 3 cm.

Gracias a que es posible desplazar la cabina a la derecha y a la izquierda más allá del canto de la máquina y girarla en cualquier posición a ambos lados en un ángulo de 110°, el conductor de la W 210i siempre tiene perfecta visibilidad del área de trabajo, incluso durante la marcha atrás

Gracias a que es posible desplazar la cabina a la derecha y a la izquierda más allá del canto de la máquina y girarla en cualquier posición a ambos lados en un ángulo de 110°, el conductor de la W 210i siempre tiene perfecta visibilidad del área de trabajo, incluso durante la marcha atrás

Gran flexibilidad gracias al FCS

Además de ello, el Flexible Cutter System de Wirtgen, abreviado FCS, es la solución ideal para las variadas aplicaciones que permite cambiar los tambores de fresado con diferentes distancias entre líneas o anchuras de trabajo con suma rapidez y muy pocas maniobras. Según comenta Torsten Meyer, gerente de GMS, esta es una gran ventaja y un factor esencial para la utilización eficiente de fresadoras grandes. «Para nosotros es muy importante que las máquinas tengan un amplio campo de aplicaciones y que, por lo tanto, las podamos emplear de forma económica».

Así, por ejemplo, para el saneamiento del Circuito de TT de Assen. En este caso, GMS apostó también por el sistema de nivelación Multiplex, particularmente adecuado durante los trabajos de fresado fino para medir irregularidades largas. Este sistema combina varios sensores montados de un lado o de ambos lados de la máquina (p. ej. palpadores de cable, sensores de ultrasonido o de cilindro). A continuación, se calcula con gran precisión la profundidad de fresado actual, tomando como base el valor medio de los sensores conectados, lo que permite compensar muy bien las ondulaciones transversales y obtener resultados de nivelación muy precisos. El jefe de obras se mostró muy contento con la planeidad: «La calidad de la superficie de la pista es muy buena y no pudimos detectar ninguna irregularidad».

BAM, el cliente principal, revisó la planeidad de la superficie saneada con un listón de 4 m de longitud. Gracias al sistema de nivelación Multiplex, la W 210i realizó un muy buen trabajo sin dejar ninguna irregularidad.

BAM, el cliente principal, revisó la planeidad de la superficie saneada con un listón de 4 m de longitud. Gracias al sistema de nivelación Multiplex, la W 210i realizó un muy buen trabajo sin dejar ninguna irregularidad.

OCS para más eficiencia

Se sobreentiende que no solo se utilizó la tecnología de aplicación adecuada sino también la fresadora en frío apropiada. GMS confió en la W 210 de Wirtgen con el innovador “Operator Comfort System”, abreviado OCS. El sistema ofrece un alto grado de comodidad y una gran facilidad de manejo de la máquina. El elemento esencial del OCS es la cabina que se desplaza y gira por medios hidráulicos, ofreciendo así, de forma rápida y efectiva, perfecta visibilidad al conductor. El equipamiento interior de alta calidad de la cabina hace realidad todos los deseos. «La transmisión mediante cámara, el control preciso por joystick y la potente instalación de aire acondicionado ofrecen perfectas condiciones de trabajo, independientemente del tiempo». Así es como Jürgen Dielefeld, el operador de la máquina, resume las ventajas del «Operator Comfort Systems».

Expertos entre sí: después de que la fresadora de Wirtgen saneara la recta de salida y la final de manera profesional, un motociclista probó la "nueva" pista durante una marcha de prueba. El resultado: examen aprobado.

Expertos entre sí: después de que la fresadora de Wirtgen saneara la recta de salida y la final de manera profesional, un motociclista probó la "nueva" pista durante una marcha de prueba. El resultado: examen aprobado.

Así, a fin de cuentas, fue la combinación del excelente equipamiento, las innovadoras tecnologías y la concentración de cada participante en su trabajo lo que le devolvió la adherencia a la pista de motociclismo. «Así pudimos realizar el saneamiento casi sin afectar las carreras», concluye el jefe de obras, el Sr. Kugel.

EN FR ES PT