Excelente trabajo con las tecnologías de Wirtgen en la Interestatal 81: el proyecto de obras viales recibe el premio estadounidense 2012 de reciclaje en frío

«El procedimiento de reciclaje en frío tiene el potencial necesario para revolucionar el saneamiento de nuestras carreteras ya entradas en años, tanto en Virginia como en todo el país». Con estas palabras expresó su entusiasmo por el resultado de las medidas de saneamiento realizadas en la Interestatal 81, el gobernador de Virginia, Robert F. McDonnell. Y, mirando hacia el futuro, agrega: «Partimos del hecho de que seguiremos aplicando este método en todas aquellas obras en nuestro estado federal, en las que resulte apropiado, para ahorrar dinero y recursos en la reparación de pavimentos de mayor antigüedad».

La recicladora en frío WR 2400 de Wirtgen estabilizó el suelo y el ligante previamente esparcido en una profundidad de 30 cm

La recicladora en frío WR 2400 de Wirtgen estabilizó el suelo y el ligante previamente esparcido en una profundidad de 30 cm

El Roads & Bridges Magazine y la Asphalt Recycling & Reclaiming Association (ARRA) comparten la opinión del gobernador. Premiaron el proyecto de construcción y la autoridad local competente en la materia, el Virginia Department of Transportation (VDOT), con el Recycling Award 2012 en la categoría "Cold in-Place". Este premio se otorga a los mejores proyectos de asfalto y reciclaje realizados en Norteamérica. Los ganadores se determinan en función del volumen de material del suelo reciclado, de la cantidad de dinero ahorrado y de los desafíos que conlleva el proyecto.

El reciclaje en frío constituye la tecnología punta para el saneamiento estructural de carreteras

La Interestatal I-81 es una de las principales carreteras que comunica las regiones norte y sur en el Este de los EE. UU., consta de dos carriles en cada dirección y cruza todo el estado federal de Virginia. El aumento del tráfico y los camiones con una carga de muchas toneladas han originado un agrietamiento tipo piel de cocodrilo, hendiduras de las vías, baches y muchos parches en la carretera. En el transcurso de los años, el VDOT aún conseguía mantener el tráfico, realizando largas y costosas obras superficiales de reparación. Sin embargo, en primavera de 2011 fue necesario renovar completamente un tramo de 6 km del carril derecho para camiones, cerca de Staunton, dado que presentaba daños sustanciales de la estructura y una capacidad portante insuficiente. Para el saneamiento del carril izquierdo de coches se aplicó el procedimiento de reciclaje en frío hasta una profundidad de 12 cm. El sofisticado proyecto de construcción abarcó tres diferentes métodos de reciclaje, lo que para el saneamiento de una carretera interestatal representa un proyecto excepcional en los EE. UU. Motivo suficiente para el VDOT para confiar en las potentes fresadoras en frío, las recicladoras en frío y en la mezcladora móvil de reciclaje en frío de Wirtgen, así como en la flota de compactadores de Hamm.

Con la adición de betún espumado, la 3800 CR preparó el suelo en una sola operación.

Con la adición de betún espumado, la 3800 CR preparó el suelo en una sola operación.

Saneamiento eficiente, orientador y que protege los recursos

Durante la renovación del carril para camiones, las dimensiones compactas de las máquinas del Wirtgen Group contribuyeron decisivamente a reducir las perturbaciones del tráfico: los vehículos fueron desviados al carril izquierdo junto al lugar de obras, de manera que fue posible mantener el flujo del tráfico. En una sola operación, las fresadoras grandes W 210 y W 2100 fresaron todo el asfalto hasta una profundidad de 25 cm. El sistema de nivelación LEVEL PRO, especialmente desarrollado por los ingenieros de Wirtgen para fresadoras en frío, simplificó considerablemente estos trabajos, asegurando el cumplimiento preciso de la profundidad de fresado definida. Los camiones transportaron directamente el material granulado reciclable a la mezcladora móvil de reciclaje en frío KMA 220. Una recicladora en frío WR 2400 de Wirtgen con una anchura de trabajo de 2,40 m se ocupó, a continuación, de estabilizar el suelo para aportarle así a los cimientos la capacidad de carga necesaria. Al mismo tiempo, la planta mezcladora fue preparando el asfalto fresado «in-plant» para poder reutilizarlo en su totalidad. Gracias a su diseño móvil, fue posible colocarla cerca del lugar de obras, pudiendo reducir los trayectos de transporte de los camiones, el consumo de combustible, las emisiones de CO2 y, por ende, los gastos totales de la obra. Unas extendedoras de asfalto volvieron a colocar el material sobre el suelo estabilizado, formando una capa de 20 cm de espesor, antes de que los compactadores tándem de Hamm lo compactaran de manera efectiva. Al final, se extendió una capa de asfalto con un espesor de 5 cm.

La planta mezcladora móvil KMA 220, instalada cerca del lugar de obras produjo con suma eficacia el aglomerado frío de alta calidad.

La planta mezcladora móvil KMA 220, instalada cerca del lugar de obras produjo con suma eficacia el aglomerado frío de alta calidad.

A continuación, se procedió sin demora a realizar el saneamiento del carril izquierdo. Dado que este carril lo utilizan principalmente los automóviles, las medidas de reparación fueron de menor envergadura. Al principio, la W 2100 se ocupó de fresar la capa superior con un espesor de 5 cm y un declive del 2 %. Después de esparcir previamente un 1 % de cemento puro, entró en escena la recicladora en frío 3800 CR de Wirtgen con una unidad de extendido integrada y de 3,8 m de espesor para realizar el tratamiento «in situ». Una ventaja muy importante de este procedimiento es que no requiere transportar ni el material fresado ni la mezcla tratada de materiales de construcción. En una sola pasada, la recicladora en frío fresó la capa de asfalto dañada de 12 cm de grosor y granuló el material, mientras que el rotor de fresado y de mezcla le fue añadiendo betún espumado, cemento y agua. A continuación, la 3800 CR volvió a extender la mezcla reciclada con la regla de extendido de Vögele acoplada y realizó la compactación previa. Los compactadores tándem y de neumáticos de HAMM se hicieron cargo de la compactación final. El extendido de una capa de asfalto sobre la capa de base reciclada conformó el último acto de los trabajos de saneamiento.

Los compactadores tándem y de neumáticos de Hamm compactaron de forma rápida y fiable el carril izquierdo producido in situ.

Los compactadores tándem y de neumáticos de Hamm compactaron de forma rápida y fiable el carril izquierdo producido in situ.

La diferencia radica en la técnica de Wirtgen: el VDOT está planificando otro proyecto más

En este proyecto insignia, las tecnologías futuristas de reciclaje en frío de Wirtgen fueron la clave del éxito: después de un tiempo de obras muy corto, el tráfico volvió a rodar sin dificultades por la I-81 en dos carriles de perfecta capacidad de carga y con una larga vida útil, saneados de forma económica y protegiendo los recursos y el medio ambiente. Greg Whirley, empleado del VDOT subraya que en el proyecto I-81 no solo fue posible ahorrar tiempo, dinero y material. Los transportes reducidos de material viejo y nuevo redujeron el consumo de gasolina y, gracias a la menor cantidad de atascos se incrementó la seguridad de los conductores y de los trabajadores en la carretera. El tramo saneado cuenta con una mayor capacidad de carga, desde la capa de base hasta la capa superior y, por lo tanto, una vida útil más larga que, a lo largo de muchos años, reducirá la necesidad de realizar trabajos intensivos de saneamiento como este.

«Es por ello que el VDOT tiene pensado aplicar el procedimiento de reciclaje en frío para el saneamiento de un tramo de la U.S 17 en Isle of Wight County en Hampton Roads durante la temporada de obras de este año», agrega el gobernador McDonnell.

EN FR ES PT