Un operador estadounidense que confía plenamente en el amplio paquete Premium de WIRTGEN

Costello Industries, Inc., operador de Newington, CT/EE. UU., confía exclusivamente en las fresadoras en frío de Wirtgen.

Desde 1945, la empresa Costello Industries realiza el saneamiento de autopistas, carreteras y puentes. «Nuestro enfoque se centra en la seguridad, la calidad y la productividad», aclara Todd Nedzweckas, gerente de operaciones en Costello. «Estamos especializados en el campo de los trabajos de fresado y para completar nuestro paquete de servicios ofrecemos, además, obras de saneamiento y mantenimiento de carreteras, autopistas y puentes».

La calidad es decisiva

En el parque de maquinaria de Costello Industries se ven exclusivamente fresadoras de Wirtgen. Junto a las fresadoras grandes de alto rendimiento (tres W 220 con tambores de fresado de 8 pies/2,5 m y cuatro W 210 con tambores de fresado de 7’ 3”/2,2 m), el especialista en fresado posee diversas fresadoras pequeñas de generaciones distintas de máquinas: dos W 500, cuatro W 50 y una W 50 DC.

Jim Cook, director del parque de maquinaria de Costello, está muy seguro de sus fresadoras en frío. «El Wirtgen Group fabrica productos geniales. Uno puede estar seguro de que todas y cada una de las piezas se sometieron a una prueba, antes de suministrar la máquina. Cuando las fresadoras llegan a nuestras instalaciones, todos los pernos están apretados y marcados como tal. Todas las piezas están lacadas antes del montaje. Todo está diseñado y fabricado de manera muy profesional». El equipamiento interior también ofrece muchas ventajas para él, ya que «los sistemas eléctricos e hidráulicos están muy bien marcados. Esto es de gran ayuda, cuando uno tiene que llegar al fondo de un problema. Así podemos examinar directamente cada cable marcado de forma individual, por medio del sistema de cableado. En otras máquinas, los tubos flexibles y los cables están lacados, eso dificulta el diagnóstico del fallo».

Todd Nedzweckas, quién ya ha trabajado con fresadoras de distintos fabricantes, añade: «Yo ya terminé el curso de formación de Wirtgen y me parece que las máquinas son extremadamente fáciles en su manejo. Además, disponemos todo el tiempo de un gran servicio de apoyo por parte de los especialistas en aplicaciones y los técnicos de servicio de Wirtgen America. Siempre que tenemos un problema, los llamamos y vienen inmediatamente para ayudarnos a diagnosticar el fallo».

El chasis de anchura reducida de la W 220 permite que el operario de la máquina tenga una visibilidad óptima delante de la unidad de fresado y sobre el tren de rodaje delantero.

El chasis de anchura reducida de la W 220 permite que el operario de la máquina tenga una visibilidad óptima delante de la unidad de fresado y sobre el tren de rodaje delantero.

Los mejores resultados con un mantenimiento regular y cursos de formación sobre las máquinas

Las dos fresadoras pequeñas W 500 han trabajado ya más de 5000 horas respectivamente. «Todo depende del cuidado correcto», dice Cook. «Si uno cambia los lubricantes regularmente, está pendiente de las piezas de desgaste y realiza el mantenimiento respectivo minuciosamente, las máquinas trabajan de una manera muy fiable.

Asimismo, es muy importante que los conductores de las máquinas aprendan a dominar las técnicas adecuadas y los trabajos de mantenimiento diarios en la obra». Es por ello que el programa diario de mantenimiento que se realiza en Costello comprende también la inspección de las máquinas al finalizar los trabajos de fresado. Según Nedzweckas, «en caso necesario, Jim y su equipo se encargan de volver a poner en forma las máquinas».

Un programa de mantenimiento ayuda a que la vida útil de la máquina sea aún más larga. «Siempre estamos al tanto de la cantidad de horas de funcionamiento de las máquinas y de las medidas de mantenimiento que se deben tomar. Además, establecemos tareas estándar para intervalos de servicio después de 250, 500, 750 y 1000 horas de trabajo», dice Cook. «Esto lo hacemos para todas nuestras máquinas y el mantenimiento se lleva a cabo en nuestro taller». La participación regular en cursos de formación de Wirtgen America también ayuda al equipo de Costello a profundizar de forma continua en su experiencia y sus conocimientos sobre las máquinas. «Además del curso sobre electrónica hemos terminado también el curso sobre sistemas hidráulicos», dice Cook. «Nosotros enviamos tanto a los supervisores como los conductores de las máquinas a los cursos y después nos entrenamos mutuamente».

El motor diésel de 777 CV hace de la fresadora grande W 220 de WIRTGEN una máquina verdaderamente potente. El número de revoluciones del ventilador, regulado según la temperatura del motor, se encarga de un bajo consumo de energía y emisiones de ruido reducidas. Con el fin de lograr el rendimiento de fresado ideal bajo exigencias muy variables, el conductor tiene la posibilidad de escoger entre tres números de revoluciones diferentes del tambor de fresado.

El motor diésel de 777 CV hace de la fresadora grande W 220 de WIRTGEN una máquina verdaderamente potente. El número de revoluciones del ventilador, regulado según la temperatura del motor, se encarga de un bajo consumo de energía y emisiones de ruido reducidas. Con el fin de lograr el rendimiento de fresado ideal bajo exigencias muy variables, el conductor tiene la posibilidad de escoger entre tres números de revoluciones diferentes del tambor de fresado.

Fresadoras de la próxima generación

El equipo de Costello ya conoce algunas generaciones de fresadoras de Wirtgen y es por ello que sabe apreciar los cambios de las máquinas en los últimos años. Incluso, aunque el puesto de mando de los modelos nuevos como el de la W 220 parece muy complejo, debido a los display de ordenador, las pantallas de video y la iluminación, el equipo de Costello considera que las fresadoras nuevas son más fáciles en su manejo.

«No cabe duda que su manejo es mucho más sencillo», Cook está muy seguro de ello. «En caso de que haya un mensaje de error, la máquina describe donde se debe inspeccionar y cómo se puede diagnosticar el fallo. Incluso formula una serie de preguntas para poder identificar el causante del problema y así poner rápidamente la fresadora de nuevo en marcha». La nueva generación de fresadoras grandes de Wirtgen ofrece, sobre todo, un mejor entorno de trabajo, agrega Cook. «La W 220 tiene una marcha en vacío más baja y tres velocidades del tambor de fresado diferentes. Es mucho más silenciosa».

Los elementos de mando de la W 220 de WIRTGEN, de diseño ergonómico, claramente dispuestos y con iluminación de fondo, se encargan de que cada maniobra del conductor de la fresadora funcione a la perfección. Esto permite aún más un trabajo sin fatiga, productivo y muy sencillo.

Los elementos de mando de la W 220 de WIRTGEN, de diseño ergonómico, claramente dispuestos y con iluminación de fondo, se encargan de que cada maniobra del conductor de la fresadora funcione a la perfección. Esto permite aún más un trabajo sin fatiga, productivo y muy sencillo.

Nedzweckas agrega: «Wirtgen ha centrado verdaderamente su atención en el conductor de la máquina, puesto que incluso con una potencia más elevada, el nivel de ruido es mucho más bajo y el sistema de corte al vacío (VCS), que aspira los olores y las partículas finas, constituye claramente una gran ayuda para el conductor de la máquina».

La ergonomía también convence a Cook. «La manera como se pueden girar los pupitres de mando y los asientos, hace que aumente el confort para el conductor de la máquina. Cuando uno pasa 14 horas al día en la máquina, esto marca una gran diferencia».

Visibilidad optimizada para cualquier tipo de obra

«La iluminación omnidireccional hace que las fresadoras parezcan ovnis», bromea Nedzweckas. «Una gran parte de nuestro trabajo la realizamos por la noche, los display de instrumentos y los sistemas de iluminación son excelentes, se pueden reconocer muy bien todos los elementos de mando y alrededor de la máquina todo está iluminado de manera óptima».

Gracias a la «cintura de avispa» de la W 220, el conductor tiene una mejor visibilidad delante de la unidad de fresado y sobre el tren de rodaje delantero. Todo lo que no se pueda reconocer a simple vista, se puede ver por medio de las cámaras: «Los monitores del puesto de mando nos muestran el final de la cinta de carga y la parte trasera de la máquina», explica Cook. „Para el conductor de la máquina, esto marca claramente la diferencia respecto a la productividad y seguridad. Tiene más control sobre la carga puesto que ve exactamente lo que llega al camión. Sobre todo, al conducir en curvas la visibilidad sobre la cinta de carga es muy limitada. Con ayuda de la cámara uno puede ver perfectamente el material y la superficie de carga».

Durante la marcha atrás, la cámara muestra también lo que pasa detrás de la máquina, por ejemplo, si pasa un coche o una persona. Eso aumenta la seguridad en la obra, sin tener que confiar solamente en las indicaciones del operario desde tierra. «De hecho, la cámara elimina un ángulo muerto crucial», dice Nedzweckas.

Gracias a la iluminación omnidireccional, el fresado con la W 220 de WIRTGEN no representa ningún problema, incluso en los turnos de la noche. Es por ello que el operario desde tierra puede ver perfectamente y en todo momento, la caja del tambor de fresado y el resultado de fresado, entre otras cosas.

Gracias a la iluminación omnidireccional, el fresado con la W 220 de WIRTGEN no representa ningún problema, incluso en los turnos de la noche. Es por ello que el operario desde tierra puede ver perfectamente y en todo momento, la caja del tambor de fresado y el resultado de fresado, entre otras cosas.

Costello: experiencia, conocimientos y tecnología de fresado líder como base del éxito

Con más de 100 años de experiencia en el campo del fresado, el equipo de gestión de Costello sabe muy bien qué es lo esencial. Al fin y al cabo, el éxito de la empresa se basa en suministrar un trabajo convincente con productos, tecnologías y servicios de alta calidad, desde hace tres generaciones. Jim Cook tiene una opinión muy clara al respecto: «Para mí, las mejores fresadoras son las de Wirtgen».

Incluso en el panel de mando del sistema de nivelación LEVEL PRO de WIRTGEN, es posible ajustar los parámetros por separado como si fuera de día, gracias a la iluminación completa de la máquina y de los instrumentos.

Incluso en el panel de mando del sistema de nivelación LEVEL PRO de WIRTGEN, es posible ajustar los parámetros por separado como si fuera de día, gracias a la iluminación completa de la máquina y de los instrumentos.

EN FR ES PT