Dispositivo de tratamiento ulterior TCM 180i de WIRTGEN: una solución muy manejable

Los dispositivos de tratamiento ulterior autopropulsados son elementos cruciales para el éxito de un perfecto tratamiento ulterior de capas de hormigón como, por ejemplo, el nuevo TCM 180i de Wirtgen, que en la bauma 2016 festejará su estreno mundial.

En cuanto la extendedora de encofrado deslizante haya extendido el hormigón es necesario protegerlo contra un fraguado prematuro, a fin de evitar así las tensiones que ocasionan grietas. El dispositivo de tratamiento ulterior viene dotado de un equipo de rociado y escobillado que, durante el extendido de hormigón, se desplaza detrás de la extendedora de encofrado deslizante para conferirle a la superficie de hormigón la textura deseada. Para finalizar, la instalación de rociado distribuye un líquido de dispersión sobre la capa de hormigón aún no fraguada, evitando así el secado prematuro.

El TCM 180i es el dispositivo de tratamiento ulterior más moderno que amplía aún más la gama de productos de Wirtgen para el extendido de excelente calidad. La estructura modular permite anchuras de trabajo entre 4 y 18 m. Gracias a su unidad de motor nueva, el TCM 180i ahora también dispone de la tecnología de motores más ecológica de los niveles de gases de escape UE Stage 4/US Tier 4 final. Además de esto, es posible dotar al motor de un filtro adicional de partículas diésel (DPF).

La unidad de rociado, fijada en el accionamiento transversal, rocía una dosis exacta de dispersión sobre el hormigón. Esto evita el fraguado prematuro. Con el grupo de cepillos, también montado en el accionamiento transversal, se obtiene una superficie de hormigón con la textura deseada.

La unidad de rociado, fijada en el accionamiento transversal, rocía una dosis exacta de dispersión sobre el hormigón. Esto evita el fraguado prematuro. Con el grupo de cepillos, también montado en el accionamiento transversal, se obtiene una superficie de hormigón con la textura deseada.

El nuevo sistema de manejo se encarga de que el dispositivo de tratamiento ulterior se pueda manejar de forma intuitiva, de manera análoga a las extendedoras de encofrado deslizante de Wirtgen de las series SP 90 y SP 60. Por ende, la consola de mando ofrece, además de una distribución más moderna y clara, una serie de funciones nuevas para el servicio y el control que optimizan el proceso de trabajo. Otro elemento que repercute de forma positiva en este proceso es el nuevo concepto hidráulico, dado que ahora el accionamiento de traslación puede activarse, entre otras cosas, a diferentes velocidades (modo de trabajo y modo de transporte). Gracias al mando proporcional, la regulación de la altura cumple todas las exigencias.

Gracias a la estructura modular, el dispositivo de tratamiento ulterior autopropulsado resulta ideal para anchuras de trabajo entre 4 y 18 m. Además, las numerosas variantes de equipamiento hacen que sea posible utilizar el TCM 180i para conseguir superficies de cualquier estructura deseada.

Gracias a la estructura modular, el dispositivo de tratamiento ulterior autopropulsado resulta ideal para anchuras de trabajo entre 4 y 18 m. Además, las numerosas variantes de equipamiento hacen que sea posible utilizar el TCM 180i para conseguir superficies de cualquier estructura deseada.

A fin de poder reaccionar óptimamente frente a los deseos de los clientes de todo el mundo, Wirtgen ha ampliado su gama de productos utilizados para crear diferentes estructuras de las superficies. Así, además de las funciones de probada eficacia de cepillado y rociado transversal, en el futuro también se podrá realizar el cepillado y rociado longitudinal, y se podrá crear una estructura diagonal. Igualmente, es posible dotar la máquina de soportes para un paño de yute o un trozo de césped artificial.

Si el cliente lo desea, es posible dotar el TCM 180i de un equipo desenrollador de plástico (Polyroll). El plástico desenrollado en sentido contrario al de trabajo protege el hormigón aún no fraguado de lluvias repentinas.

Si el cliente lo desea, es posible dotar el TCM 180i de un equipo desenrollador de plástico (Polyroll). El plástico desenrollado en sentido contrario al de trabajo protege el hormigón aún no fraguado de lluvias repentinas.

El dispositivo bobinador de lámina (llamado Polyroll) permite proteger el hormigón de forma rápida y eficaz de las influencias negativas causadas por una lluvia repentina. A tal efecto, la máquina coloca una lámina de protección contra la lluvia directamente detrás de la extendedora de encofrado deslizante, desplazándose para ello hacia atrás.

EN FR ES PT